sábado, 29 de abril de 2017
Microdatos | Noticias | Desempleo en el Gran Santiago se ubicó en 7,2%

Desempleo en el Gran Santiago se ubicó en 7,2%

Según la última Encuesta de Ocupación y Desocupación del Centro de Microdatos de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad de Chile, la tasa de desempleo en el Gran Santiago presentó una disminución respecto del trimestre anterior, pero un aumento respecto al resultado medido hace doce meses.

Fecha Publicación: 25-10-2016

La encuesta realizada por el Centro de Microdatos fue presentada por su Director, el economista Jaime Ruiz-Tagle, quien reveló que en el mes de septiembre la tasa de desempleo en el Gran Santiago se ubicó en 7,2%. Esta cifra muestra que hay 231.000 personas desocupadas y significa una caída de 0,4 puntos porcentuales respecto de junio de 2016 y un alza de 0,1 puntos porcentuales si se compara con la medición del mismo mes del año pasado, continuando así con la tendencia al alza en este indicador observada en los últimos 24 meses. Jaime Ruiz-Tagle precisó que desde la perspectiva histórica la tasa de desempleo se mantiene en un nivel moderado, pero es más alta que las tasas registradas en el último trienio. Adicionalmente, el Director del Centro de Microdatos explicó que la actual tasa de desempleo en el Gran Santiago responde “a una caída del empleo de -1,2% en doce meses y a una caída simultánea de la fuerza de trabajo de -1,0% en el mismo período”. El desglose por actividad económica refleja que las mayores tasas de cesantía se concentran en los sectores Construcción (9,4%), Transporte y otros (7,8%), Comercio, y Servicios Comunales y Sociales, ambos con 6,5%. Por otra parte, en doce meses, el crecimiento del empleo experimentó mayores descensos en los sectores Servicios Comunales y Sociales, así como en Industria Manufacturera; en contraposición con las alzas registradas en los sectores Servicios Personales y de Hogares, Servicios de Gobierno y Financieros, y Transporte y Otros La evolución del empleo con su caída de -1,2% en doce meses confirma la volatilidad exhibida durante el año, donde a excepción de junio, se tiene una importante destrucción de empleo neto. En cuanto al tipo de empleo, el economista constató que en los últimos doce meses el empleo no asalariado disminuyó en -1,0%, en tanto el empleo asalariado tuvo una caída aún mayor de -1,3%, la que se compone de una caída de -3,7% de empleados y un aumento de 1,8% de obreros. Por último, el alza del crecimiento de la participación laboral femenina que se había manifestado como una tendencia positiva en los últimos años, en esta encuesta parece estancarse alrededor del 52%.

Volver